Menu

NAVARRA

 

Navarra, 7 pinceladas


Nuestros albergues son un excelente campo base para que conozcas y disfrutes de la gran variedad de recursos naturales y culturales que Navarra te ofrece, desde los verdes valles atlánticos a la árida Bardena, desde la Montaña a la Navarra Media de castillos medievales y Camino de Santiago, desde el agreste Pirineo a la fértil huerta de la Ribera, desde la tranquilidad a la fiesta.

PIRINEOS ORIENTALES

Nieve, agua y sol... esencia del Pirineo Navarro Oriental. Aquí encontraremos extensos bosques, profundas foces y las montañas más altas de Navarra, como la Mesa de los Tres Reyes o el pico de Orhi, al pie del cual se extiende el hayedo de la Selva de Irati. Por sus ríos caudalosos bajan aún hábiles almadieros y por sus montañas recorren pastores trashumantes. Roncal, Salazar, Aezkoa, Erro, Urraul... valles surcados por una red de senderos que permitirán conocer este hermoso entorno, sin olvidar el Camino de Santiago por Orreaga-Roncesvalles, puerta de Navarra a Europa desde la Edad Media.

Valle de Belagua, Navarra

PIRINEOS ATLÁNTICOS

Baztan, Bidasoa, Malerreka, Bertizarana, Xareta… valles siempre verdes, donde podremos caminar por su frondosos bosques de hayas y robles, como el Parque Natural del Señorío de Bertiz, el Area Natural de Leurtza o los Montes de Belate y Artikutza; o aventurarnos en el descenso de sus ríos y descubrir la magia de sus cuevas. Más tranquilamente, os invitamos a conocer sus pintorescos y bien cuidados pueblos de hermosa arquitectura popular y, cómo no, disfrutar de una buena mesa, donde las carnes, el queso y la caza de temporada os sorprenderán.

Caseríos de Igantzi,en los pirineos Atlánticos de Navarra

SIERRA DE ARALAR Y URBASA

Rodeados de bosques y praderas, y cobijados bajo las Sierras de Aralar y Urbasa, los verdes valles de Larraun, Imotz, Araitz,Ultzama, Leitzaran y Sakana, conforman un espacio natural privilegiado donde sus habitantes y Ama Lurra (la Madre Naturaleza) han aprendido a convivir desde tiempo inmemorial. Simas y cuevas, leyendas y mitología, el Santuario de San Miguel de Aralar en pleno dominio jentil, levantadores de piedra que convierten los oficios más duros del caserío en deporte rural, la Vía Verde del Plazaola que nos invita a llegar desde Nafarroa hasta territorio gipuzkoano, como si siguiésemos el camino de la lengua de nuestros ancestros, que es la nuestra, -el euskera-..., en fin, una tierra que merece la pena de ser disfrutada.

Vista de la sierra de Urbasa

TIERRA ESTELLA - URBASA

Al pie de las sierras de Urbasa y Andia, cuyos valores naturales, geológicos, paisajísticos... están hoy protegidos como Parque Natural de más de 21.000 ha, se extiende la Tierra de Estella hasta las orillas del Ebro. Atravesada diagonalmente por el Camino de Santiago, podremos conocer la riqueza y variedad del arte medieval en las pequeñas villas que jalonan el recorrido, de gentes abiertas y amables. Estella, capital de la comarca, muestra la fusión entre vascones, gascones, árabes y judíos que, desde la Edad Media, habitaron sus calles.

Río Urederra transcurrriendo por Urbasa

NAVARRA MEDIA

La merindad de Olite-Tafalla y la comarca de Sangüesa son tierras de transición entre la montaña y la ribera del Ebro. Los ríos Arga y Aragón discurren tranquilos al pie de sus monumentales villas, donde podremos conocer buena parte del legado histórico que atesora Navarra, desde la prehistoria, pasando por la presencia romana y la Edad Media, hasta nuestros días. Desde las almenas de sus hermosos castillos podremos disfrutar de un paisaje de espacios abiertos y luminosos, donde predominan el trigo, la vid y el olivo, cuyos productos locales se pueden degustar en sus mesas.

Castillo medieval de Olite

LA RIBERA

La Ribera de Navarra, regada por el río Ebro, recoge las aguas del Pirineo y las convierte en excelentes huertas de tradición árabe, cuyas verduras tienen merecido reconocimiento en la alta cocina. Alrededor de este vergel, el tórrido estío y la dureza del invierno han moldeado un paisaje árido y abarrancado, de formas caprichosas cuyo mayor exponente es el Parque Natural de Bardenas Reales. Tudela, capital de la comarca, muestra el testimonio de las diferentes culturas que la habitaron: árabes, judíos, cristianos...

 

Anochecer en el desierto de Las Bardenas Reales

 

PAMPLONA Y SU COMARCA

Historia, tranquilidad y fiesta. Pamplona, capital de Navarra, recoge las sensibilidades y personalidades que la rodean, desde la montaña hasta la ribera. Su Casco Viejo muestra algunas de esas cualidades: la calle Estafeta y el Recorrido del Encierro, característico de las fiestas de San Fermin (7 de julio); o el puente medieval de la Magdalena, por el que la ciudad acoge a los peregrinos al abrigo de sus murallas. A su alrededor, los pueblos de la comarca conservan hermosos ejemplares de arquitectura popular.

 

La ciudadela de Pamplona